El mundo de la aventura

19 de Julio 2015

¿Acaso no es peligroso?, ¿y qué de mi miedo a las alturas? ¿lesiones? Por si te llama la atención y te has planteado la idea, esta nota puede interesarte

Pedro Mejía como si nada, haciendo rapel en el Puente La Asunción.

Pedro Mejía como si nada, haciendo rapel en el Puente La Asunción.

Ya en varias ocasiones he escuchado amigos y amigas interesados en unirse a este mundo de aventuras, la escalada, el rapel, saltos de puente, caminatas, volcanes, etc.  Las fotos de esta web son atractivas, aunque ya no suelen ser las clásicas fotos de subir una colina...

Frecuentemente se cree EQUIVOCADAMENTE que es un mundo de excesos, riesgos innecesarios, locuras, velocidad y erróneamente ligado al miedo a las alturas. Si bien por subir volcanes, escalar, rapel, etc, significan exposición a las alturas, comencemos por separar.

Fobias, miedo a las alturas, ansiedad, falta de costumbre y el peor de todos los miedos... lo dejamos al final.

Las fobias

Muchas personas dejan, o mejor dicho, dejamos de hacer muchas cosas por fobias, es decir, miedos específicos a algo o alguna actividad.

Se puede tener fobia a cualquier cantidad de cosas, razonable o no... el hecho es que para el que vive la fobia, es totalmente razonable, o por lo menos, incuestionable.

Frecuentemente surgen luego de traumas o malas experiencias que dejan una huella negativa asociada a algo o a la actividad.

Si te preguntas si puedes disfrutar de actividades como el rapel, porque tienes miedo... no es de preocuparse.

No tener el suelo bajo los pies desconcierta a cualquiera, y es así de sencillo: Mucho de las fobias, no son realmene fobias, suelen ser ansiedades o simplemente no estar familiarizado(a) con el entorno.

Entonces, ¿tengo o no tengo fobia?

Si experimentas un miedo incontrolable que te obliga a querer evitar exponerte a X o Y actividad, sudas fuertemente o no puedes controlar tus reacciones, las cuales se vuelven rápidas y hasta violentas con tal de evitar la exposición, tienes una fobia.

NO HAY QUE CONFUNDIR, por ejemplo, un adolescente temprano experimenta "miedo" al entablar relaciones con el sexo opuesto, y de hecho aún en la adultéz, ciertas personas obviamente del sexo opuesto, lo pueden sacar de equilibro, esto NO ES FOBIA, es ansiedad, y todo lo contrario a evitar la exposición o contacto, es el deseo acelerado de concretarlo.

Es decir:

Podemos confundir el miedo por evitar algo, con el fuerte deseo de estar ahi o experimentarlo.

¿Cómo saber qué es qué? sencillo, intentando. La fobia es algo demasiado fuerte como para poder tener dudas, la ansiedad se pasa rápido una vez nos familiarizamos con el entorno.

Vencer una fobia lleva consigo exponerse al estímulo en cuestión repetidas veces para alimentar al cerebro con recuerdos positivos y seguros. Lleva tiempo, contrario a exponerse violentamente, lo cual puede provocar un trauma serio.

Acrofobia, miedo a las alturas

Hasta un 5% de la población mundial padece esta fobia. Puede ser paralizante al caminar junto a una ventana amplia en un piso alto. Aparecen palpitaciones, miedo, ansiedad, respiración agitada y en ocasiones el deseo de saltar.

Sorpresivamente, yo, me clasificaba como un "fóbico a las alturas" y sin embargo he tenido exposiciones a alturas 2 veces superiores al edificio de Finanzas Públicas sin problemas.

No nos salgamos del tema: ¿cómo entrar a estas actividades?

Poco a poco... Se comienza por familiarizarse con el equipo y confiando en el mismo. Igualmente confiando en las personas que te instruyen mientras aprendes. Si no confías, o te juegan bromas pesadas... lo más seguro es que estarán frenando tu interés y talvez alejando a un potencial escalador de nivel internacional... quién sabe?

Ansiedad

Cuando queremos algo, y lo queremos inmediatamente, con intensidad, podemos experimentar sensaciones que se confunden con el miedo intenso. Esto puede ser contraproducente pues, así como muchos APARENTES acrofóbicos experimentan deseos de saltar desde lugares altos, se debe precisamente a la ansiedad.

Y descubren luego que pueden maniobrar en las alturas sin problemas. CLARO que asegurados: quien disfruta de las alturas en un ambiente descontrolado y rodeado de peligro... ése está loco y es un suicida, es un accidente esperando a suceder.

Falta de costumbre

Igual que hablar en público, se debe comenzar por saber hablar, saber qué se va a decir... igualmente, saber qué vamos a hacer, cómo y conocer el equipo. Escencialmente, la confianza en el grupo de personas, sabiendo que pueden intervenir para auxiliarte, harán que ingreses a la escalada o rapel muy fácilmente.

De hecho, existen mucho más lesiones al año por jugar futbol, y me refiero a miles de casos más, contra lesiones por escalada o rapel. Precisamente por ser "riesgoso" se toman las precauciones y al final resulta ser un deporte muy seguro.

Costumbre

Si logras manejar la idea de estar caminando por el borde de un precipicio con tu respectivo equipo de seguridad, o hacer rapel desde un puente, sin problemas, estarás aprendiendo a manejar la información necesaria, tu cerebro aprenderá que puede estar ahi sin miedo, pero nunca dejes por un lado el estado de alerta... no te distraigas ni subestimes las situaciones.

De hecho, teniendo miedo a las alturas comienzas a darte cuenta que debes concentrarte... y lo logras... así luego comienzas a aplicar este conocimiento en tu vida diaria enfrentando retos o dificultades, o bien alcanzando metas: fijándote en lo importante, ignorando lo que no tiene valor, trazando una meta y caminando hacia ella.

El peor de los miedos

Acá es donde nos ponemos otra vez filosóficos... Un amigo dice:

"yo no le tengo miedo a morir... le tengo miedo a NO vivir..." sabias palabras...

El miedo a vivir es frecuente, y este es el peor de los miedos, es inmovilizante... hace que se te vayan los días iguales, uno como el otro, semanas y semanas. Conociendo la programación de TV en detalle pero no sabiendo si llovió o no... Hay vidas a las que podrías borrarles un año entero que no hace diferencia... Como dice un refrán chino:

"hay vidas que se resumen en un día".

Te invitamos a que navegando en las páginas de este sitio despiertes de nuevo o descubras lo bien que la puedes pasar en una caminata, en un ascenso a un volcán... poco a poco... actividades sanas que te hacen más fuerte, más rápido(a) y sano(a). Y por ende, más feliz. En familia, en grupo con amigos, solo, con la novia(o), etc...

Una vez hecho esto te das cuenta que el rapel y escalada son extensiones de actividades normales y cotididianas. Y que pueden practicarse sin riesgos.

Siempre asegúrate de que aprendes con alguien que se preocupa de tu seguridad.

Así que cuéntamos... ¿te animarás a realizar ese salto que siempre quisiste hacer? ¿ese rapel? ¿escalar esa pared?

Escríbenos

Envía tus comentarios / Consulta nuestros tours, descubre experiencias de viaje en Guatemala.
*
@
*

Lee más publicaciones de: Escalada en roca