Viajando al Oriente de Guatemala

21 de Julio 2015

Continuando con la guía de viaje por regiones, el oriente del país te ofrece mucha variedad, un clima cálido, y claro… opciones verdaderamente refrescantes como balnearios, ríos y lagunas. Hay una gran cantidad de opciones, recuerda que las siguientes son solamente recomendaciones durante tu recorrido. Para viajar al oriente, tu viaje comienza saliendo por la Carretera al Atlántico. Todo tu recorrido está asfaltado. Mantén en mente que hay MUCHO por ver en el oriente de Guatemala. Este es solo un listado de recomendaciones.

Viajando al Oriente de Guatemala
En el trayecto, lo primero que salta a la vista es un puente con forma curva, después del cual se encuentra la entrada al IRTRA de Agua Caliente. Kilómetros más adelante, encontrarás el Parque Acuático de Gustatoya. Esta es una iniciativa municipal que ofrece un buen lugar para refrescarse, con área de piscinas, toboganes, canchas de juego y restaurantes.

Kilómetros más adelante encontrarás el cruce que lleva a Las Verapaces, y al norte de Guatemala. Poco después, encontrarás el “Rancho”, que es un centro bastante activo de comercio y donde frecuentemente paran los buses y viajeros a comer. Ahí hay una buena variedad de comidas para distintos gustos y presupuestos.

A pocos minutos del Rancho, se encuentra San Agustín y San Cristóbal Acasaguastlán. En este último se puede apreciar una iglesia bastante antigua y que preserva rasgos arquitectónicos que vale la pena detenerse a ver. Se puede divisar una parte de la misma desde la carretera.

En tu recorrido encontrarás desde este momento algunas opciones interesantes, como lugares dónde tomar jugo de caña, uvas frescas y frías en la orilla de la carretera, y finalmente otro centro de comercio y abundancia de frutas que es también una parada frecuente para los viajeros. Es acá, en las inmediaciones de Pasabien, que existen varios complejos hoteleros con balnearios, y el río mismo que permite refrescarse en varias de sus amplias pozas. Para llegar acá, debes tomar un cruce hacia tu izquierda.

Siguiendo con el recorrido, Zacapa es una buena opción para detenerse y degustar de los excelentes productos lácteos y de la variedad de pan disponible. Igualmente, el cruce que te lleva al centro de Zacapa, te acerca también a Chiquimula, donde puedes también disfrutar de deliciosas comidas, varios hoteles, hospedajes y balnearios.

En este momento puedes decidir si continúas hacia Esquipulas, un lugar sumamente visitado por nacionales y extranjeros. Cuenta con varios atractivos turísticos, balnearios y parques ecoturísticos, pero la razón por la cual es tan visitado, es más que todo por su Basílica de Esquipulas, que alberga al Cristo Negro. En frebrero es frecuente encontrar una gran afluencia de visitantes.

O bien, puedes continuar por la carretera, observando el zigzagueante Río Motagua que corre casi paralelo a la carretera. De continuar tu viaje, encontrarás el sitio arqueológico de Quiriguá, donde se pueden apreciar las estelas mayas que hicieran sus antiguos pobladores. Se llega por un cruce ubicado hacia tu derecha, es de terracería pero apto para cualquier auto tipo sedán.

A pocos kilómetros de Quiriguá, se encuentra un cruce a tu izquierda que lleva directamente hacia el Lago de Izabal, a una playa con diminutas piedras amarillas y semi-anaranjadas, que por su apariencia, le dan el nombre de “Playa Dorada”.  Es un lugar bastante tranquilo donde se puede, tanto acampar, como hospedarse en uno de sus hoteles. No existe mucha variedad en su infraestructura hotelera, pero eso significa que podrás disfrutar de la ausencia de conglomerados de gente. Sin embargo, te ofrece una diversidad de lugares para comer deliciosos platos de pescado frito, mojarras, etc.

Continuando el recorrido, alcanzamos el cruce de la Ruidosa en Izabal, este te ofrece dos opciones: continuar hacia Puerto Barrios, o cruzar a tu izquierda para pasar por encima de Río Dulce, por su conocido puente arqueado con el mismo nombre.
Del otro lado de Río Dulce encontrarás una gran variedad de lugares para comer, igual ventas de frutas y un mercado bastante visitado. En todos los alrededores hay variedad de complejos hoteleros y hospedajes.

En las cercanías, siguiendo hacia tu izquierda, encontrarás el cruce que lleva al Castillo de San Felipe, una antigua fortaleza que vigilaba el acceso acuático a la región. Antes de llegar al castillo, encontrarás sobre este mismo camino, un cruce a tu derecha que lleva a la Finca el Paraíso, la cual ofrece una curiosa cascada con aguas termales. Este recorrido sí es de terracería pero también apto para los autos tipo sedán.

Se de ida, o de vuelta, es tu decisión en qué momento visitar Chiquimula, la tierra de las bellas mujeres. Igual, en la parte más lejana de tu recorrido, en el borde de Izabal, si cuentas con el tiempo necesario, puedes continuar tu viaje hacia el norte, llegando directamente a Petén y por tanto, al Parque Nacional de Tikal.

Recuerda que hay muchas opciones en el camino en toda el área de Oriente, como Palencia, Jalapa, Jutiapa, Huité, Poza Azul en Izabal, el museo de Estancuela, o la variedad de cuevas que se encuentran y volcanes. Hablaremos de estos destinos en otra nota, dedicada especialmente al recorrido conocido como “Carretera al Salvador”, que igual, si tienes el tiempo y el deseo, puede ser tu ruta de retorno, haciendo un excelente circuito que cubre la parte nororiente y suroriente.


Explorador