Cómo evitar perderse en un volcán

16 de Junio 2015

Sucede a menudo y sale publicado a cada momento en los periódicos. Es tan frecuente que los bomberos suben y bajan a cada rato en varios volcanes (especialmente en el Volcán de Agua). ¿Imposible que te suceda? Equivocado... perderse no es de tontos, sencillamente pasa y puede sucederte aunque conozcas muy bien el terreno. Aprende.

Cómo evitar perderse en un volcán

Es fácil de entender que alguien se pierda si no conoce un lugar, en este caso, la ruta en un volcán, ¿pero cómo es posible perderse en un lugar que se conoce muy bien?. Es sencillo: cierra los ojos y trata de caminar en tu casa sin abrirlos... Es un buen ejemplo de lo que te puede suceder (a mi ya me pasó) y puedes perderte porque sencillamente no hay visibilidad. Estas cosas pasan por descuido o por considerar que perderse en la montaña solamente le pasa a los tontos... equivocado. Hay factores que elevan las probabilidades de riesgo.


¿Sucede a menudo? Sí. En los volcanes en que más personas suelen perderse, es en: Volcán de Agua, Acatenango, Fuego, Cerro Quemado y Tajumulco.

Cómo evitar perderse

Nunca vayas a un lugar sin saber la ruta y sin una persona que conozca el lugar, por sencilla que parezca. El clima puede cambiar y hacerte caminar en círculos o peor aún, en senderos equivocados. Por esta razón se han perdido CONOCEDORES del volcán Acatenango, llamado también "Volcán Encantado". Infórmate del clima y procura viajar temprano. Las lluvias torrenciales SUCEDEN y te impiden ver con claridad. De igual manera no es lo mismo caminar de noche.

Si vas con alguien que conozca, prepárate físicamente antes de ir al volcán. La mayoría de personas se pierde porque al no estar en condiciones de caminar como se requiere, se retrasan y se apartan del guía, o bien, deciden "acortar" tomando extravíos. RESPETA a quienes te invitan al volcán y trata de ponerte al nivel mínimo, recuerda que han tenido la amabilidad de llevarte, sé amable y ponte a la altura. Además, de quienes se pierden, fuera del entrenamiento de supervivencia, sobreviven los que mejor condición física tengan.

Si tu grupo viaja unido, no dejes la responsabilidad en el guía, pon atención y aprende a observar porque talvez quieras regresar con otro grupo y te toque GUIARLOS.

De igual manera, al caminar, voltea a ver cada cierto tiempo y pon atención. El camino se ve muy distinto de ida que de vuelta. Deja señales. Cuando dejes marcas no recurras siempre a fijarte en "el cerro", o bien, "el árbol torcido que se ve a 50mts."... Si por ejemplo cae una neblina espesa, la visibilidad disminuye hasta no poder ver más allá de metro y medio. Procura ver marcas o detalles a la orilla del camino también, porque en la noche y con neblina, será lo único que podrás ver.

Deja huella... En la rena es mucho más sencillo pero se pierde con una lluvia fuerte. Algo práctico es desgastar la corteza de los árboles del camino con tu navaja. Lo peor es en la vegetación. Si ya subiste un volcán alto, podrás notar que los "pajonales" son una forma de hierba muy resistente, que a pesar de caminar sobre ella, no dejas rastro por dónde pasaste. Lo que se hace en estos casos es "peinarla" a forma de sujetar con tus dos manos y AMARRARLAS, formando así dos grupos visibles. Igualmente puedes cortar para que quede marcada la ausencia de pajonal en el tramo o bien, combinar ambos métodos.

A campo abierto entre hierba o pajonales... Es de lo peor... porque de día no le das importancia. Es tan claro por dónde ir que no dejas huella, es más, por ser campo abierto, ahi adelante se ve tu destino. Lo malo es cuando cae la neblina o la noche, no hay modo de ubicarse... volteas a ver y todo se ve igual. Y si vas en línea recta, una desviación de 2 grados es grave luego de un kilómetro. Sigue los consejos mencionados anteriormente. Y si calculas que deberás regresar de noche, déja los nudos o señas más cercanos.

SIEMPRE lleva una lámpara con buena carga en las baterías y bombillos de repuesto. Las de LEDS que han salido al mercado hacen un buen trabajo, duran muchas horas, pero si cae la neblina, te serán inútiles... para estos casos necesitarás HALOGENAS. Estas consumen más rápido la carga. Si te detienes a descansar, apágala hasta que reinicies la marcha.
Lleva siempre algo de comida de reserva y suficiente agua. Nunca sabes cuánto tiempo estarás dando vueltas. Si llevas GPS, las probabilidades de perderse son nulas a menos que no lo sepas utilizar. Recuerda que las brújulas solamente te dicen dónde está el norte, no dónde estás...

Nunca subestimes... historias de los volcanes

Los volcanes mencionados al inicio de la nota (Volcán de Agua, Acatenango, Fuego, Cerro Quemado y Tajumulco), son donde más gente se pierde. El Acatenango es llamado el "Volcán Encantado" por quienes viven en sus faldas, debido a que a veces la neblina es tan espesa, que deben detenerse. No se ve nada... y si caminan, aunque conozcan... paraban saliendo a los sembrados de maíz. Ojo, te hablo de gente que vive ahi y se pierde...

En el de Agua, la gente se pierde por los extravíos. Algunos son muy largos y quienes no conocen se desesperan y deciden cruzar la vegetación. Igualmente puede afectar la neblina. En el Volcán de Fuego era frecuente porque la gente subía más seguido, ahora suben menos grupos de principiantes pero las razones para perderse son las mismas que en el Acatenango, y que hay mucha arena... pocos lugares para marcar terreno.

Cerro Quemado es igual de riesgoso por la neblina. El Tajumulco, es bastante sencillo, pero en las partes a campo abierto, por la neblina... sencillamente no sabes hacia dónde vas.

Insisto, no subestimes a la montaña... la familia de Don Martín, en Acatenango, podrá contarte cuántas personas han tenido que ir a buscar y traer, algunas ya fallecidas por la hipotermia al estar perdidos en sus faldas.

Sigue los consejos, pon atención, cuida tu salud y suerte en tu viaje.


Explorador