Volcán de Fuego cada fin de año

02 de Agosto 2015

Cada fin de año el Volcán de Fuego aumenta su actividad. Por ello muchos montañistas ascienden al Volcán Acatenango desde mediados de diciembre hasta Enero para observarlo durante la noche. ¡Es maravilloso! La lava forma ríos de color rojo y en ocasiones se ven trozos de magma volar por los aires al rojo vivo.

Volcán de Fuego cada fin de año
El Volcán de Fuego, El Pacaya y el Santiaguito son los tres volcanes de Guatemala que permanecen activos. Solamente el Pacaya es lo suficientemente amigable para verle de cerca y acercarse a sus ríos de lava, caminar al lado de los mismos o aproximarse hasta el borde de su cráter. Fuego y Santiaguito son otra historia.

No sabemos por qué ni se nos ocurren explicaciones, pero cada fin de año, de diciembre hasta enero (pero más puntualmente a finales de diciembre), el Volcán de Fuego aumenta su actividad. En algunos años se han reportado temblores, pero siempre se hace visible las nubes o erupciones de magma.

Para los amantes de los volcanes esto no es nada nuevo, sino una tradición, y por ello, el fin de cada año se corona con multitud de montañistas ascendiendo el Volcán Acatenango para ver el espectáculo de cerca.

El volcán Acatenango y Fuego son "hermanos". Están unidos por una horqueta, se especula con mucha razón comparten o compartieron canales de magma. De cualquier manera tampoco es para subestimarlo, no están a un paso de distancia y tampoco son de los volcanes más fáciles.

Si ya lo sabías, te lo recordamos. Y si esto es nuevo para ti, te invitamos a que asciendas el Acatenango este fin de año para ver con asombro tremendos trozos de magma al rojo vivo volar por los aires.

No, nada se compara con verlo con tus propios ojos, ni la TV, ni DVD... nada. Hasta para los más experimentados resulta siempre una sorpresa ver cómo el volcán puede arrojar rocas del tamaño de un automóvil cientos de metros por el aire.


Recomendaciones:

Si tienes buena condición física, sube hasta la cima del Acatenango, luego en línea recta hacia el volcán de Fuego encontrarás uno y hasta dos senderos que descienden hasta la horqueta y luego ascienden el volcán.

Si te gusta la aventura, puedes subir el Acatenango hasta el final de la "Carretera" y encontrarás dos caminos: el que sube hasta la cima y uno que sigue adelante rodeando el volcán. Este rodea el 50% del Acatenango a ésa altura hasta terminar llegando a la horqueta. No es un recorrido corto y posee dos pasos "interesantes", uno de ellos un poco "técnico" al pasar por unas rocas, pero el sendero es precioso y te regala una vista hermosa del volcán de Fuego justo antes de llegar a la horqueta.

Y... sí, prepárate para el frío. El fin de año suele regalarnos cielos despejados, pero suelen ser noches frías.

Suerte en tu viaje.

XplorandoGuatemala.com