Volcán Pacaya una vez más

30 de Junio 2015

Dejénme compartirles que estoy enamorada del Volcán de Pacaya, he ascendido aproximadamente 12 veces. Cada vez me impresiona más. La vista desde el cráter es más que espectacular.
Volcanes de Agua, Acatenango y Fuego vistos desde el Cerro Chino, Volcán de Pacaya. La única limitación para disfrutar de esta maravilla, es la voluntad

Volcanes de Agua, Acatenango y Fuego vistos desde el Cerro Chino, Volcán de Pacaya. La única limitación para disfrutar de esta maravilla, es la voluntad Es increíble que Guatemala cuente con paisajes tan lindos y que no tengamos necesidad de pagar Q8,000 o más en pasaje aéreo para ver un volcán activo. Lo invito a ir, no se va a arrepentir. No necesita ser atleta consumado para subir, ni montañista profesional (mi papá con SETENTA AÑOS DE EDAD subió el volcán con nosotros); el único requisito es tener buena disposición, que le agrade la naturaleza y la caminata. 


Consejos para ascender el Volcán Pacaya
Suba despacio, lleve suficiente agua, tenis cómodos, mejor si son usados, buen jeans o pants, camisa de manga larga y cuello redondo, porque si está claro no va a sentir que se está quemando, unos "panitos" y fruta. (o si quiere, carne para azar con todos sus acompañamientos) Una mochila de espalda o la llamada cangurera porque es recomendable subir con las manos libres. Obviamente, cámara fotográfica o video cámara porque va a querer perpetuar, no sólo en su memoria, la visita y los paisajes que va apreciar. A parte de que querrá demostrarle a su familia y amigos que subió un volcán activo.

¿Cómo llegar al Volcán Pacaya?
Por la carretera al Pacífico, a la altura del km 37.5 tome el desvío a la izquierda que lo lleva al Municipio de San Vicente Pacaya, Escuintla, (al 15 de septiembre de 2008, fecha de mi último ascenso, y en época de invierno), la carretera asfaltada estaba en buenas condiciones.

El camino está señalizado. Luego debe tomar la carretera de terrecería que lo conduce aproximadamente 4 o 5 Km. más hasta la aldea San Francisco de Sales, en donde encontrará el Centro de Atención al Visitante. A pesar de ser de terrecería la tienen bien conservada y puede ingresar cualquier vehículo, no necesariamente uno alto de doble tracción. (11 veces he llevado mi volkswagen Gol)

Como el volcán es muy visitado en días de asueto y fines de semana, los habitantes de la aldea han dispuesto lugares para parqueo, los cuales se llenan cuando llegan muchos turistas. Hay guías del INGUAT y del lugar así como caballos por si no desea o no puede subir caminando. El ingreso cuesta Q.20 quetzales y el parqueo, por todo el tiempo que usted se tarde en subir y bajar, también Q.20.00. Vale la pena, las personas son muy gentiles. Realmente con sus atenciones queda uno invitado a regresar.

Tanto las autoridades del lugar como los lugareños se merecen una gran felicitación. Realmente se han preocupado por mantener el parque (porque es reserva y Parque Nacional) limpio, seguro y el acceso en buenas condiciones.

Continúa el ascenso...

El tiempo de ascenso desde el centro de atención al visitante a la Meseta, es de una hora a una hora cuarenta y cinco minutos o lo que usted desee hacer si va deteniéndose para tomar fotos. No se pierda la vista de la Laguna Calderas desde el mirador del mismo nombre ni la vista de los Volcanes de Agua, Fuego y Acatenango, la aldea San Vicente Pacaya, inclusive Santa María de Jesús, en la falda del Volcán de Agua, y la autopista de Palín, desde el mirador Mahahué (si está despejado).

Siga caminando hasta la Meseta, en cuanto llega, el cono se presenta en todo su esplendor y queda uno casi boquiabierto. Ya puede apreciar los ríos de lava petrificados. Continúe, y encontrará lugares donde sentarse a admirar el cono humeante del volcán el cual le queda justo en frente, donde azar su carne si no llevó asador, baños (letrinas, por favor deje limpio) o siéntese directamente en la grama. Si lo prefiere continúe hacia el cráter y regrese a la Meseta a almorzar. Esa es la ventaja de este volcán, puede subir y bajar en el mismo día o puede quedarse a acampar y ver el amanecer. Es recomendable iniciar el ascenso temprano en la mañana.

En cuanto inicia su ascenso al cráter, por sobre la lava petrificada, se ve el municipio de Amatitlán, Villa Nueva, la ciudad Capital con los edificios de la zona diez y zona catorce y hacia el sur oriente, la carretera a El Salvador y la Laguna del Pino.

¿Aún así no se ha decido a ir este fin de semana?
Buen viaje.

Texto y Fotografía por Viviana Nineth Vega Morales