Rodeados de lava en el volcán de Pacaya

30 de Junio 2015

Un río de lava avanza desplazando roca caliente en la base del volcán de Pacaya. Grietas que se abren dejan ver que la roca gris es impulsada por un cauce rojo vivo que arde por debajo. Para muchos es una escena dantesca, sin embargo es otra forma de la naturaleza de recordarnos a los humanos nuestro lugar en la naturaleza. Una de las salidas de lava. Foto: Explorador

Una de las salidas de lava. Foto: Explorador Si eres de los que ven TV a cada rato, será inútil explicarte para que te imagines lo asombroso que fue caminar sobre una gran extensión de roca caliente con ríos de lava subterráneos. Ni qué decirte de lo caliente del ambiente y que estar a un metro de la salida de lava era suficiente para que sintieras que la cara y ropa ardían.
Por nosotros, mejor si no nos crees, talvez así te animas a ir.

Desde hace varias semanas el volcán de Pacaya ha incrementado su actividad, apareciendo fumarolas en el camino de ascenso que impiden ahora llegar al cono. Por igual, el “plato” de la base donde muchos escribieron su nombre con rocas, se encuentra lleno de lava en lento movimiento y varias salidas de roca líquida al rojo vivo. La vista vale la pena y hace reflexionar sobre la ineptitud y soberbia del ser humano que se cree mayor a la naturaleza. Algunas partes sobresalen por la velocidad del movimiento y otras por lo rojo que se muestra entre lo gris de la roca.

Un río con fuerza

Río de lava visto desde el sendero. Foto: Explorador.


Desde lejos se ve normal, como cualquier escena vista en la TV, sinembargo, al acercarse a la orilla, ves que los trozos de roca que semueven son bastante grandes. Otros sumamente pesados. En ocasiones el empuje no era suficiente para mover grandes trozos abombados, y como burbujas, algunos se rompían y dejaban salir la roca líquida que guardaban dentro. Para llegar a lo bueno hay que acercarse y caminar sobre la lava seca.Muchos tramos que recorrimos permitían ver por medio de grietas, lalava que se encontraba por debajo nuestro.

Un recorrido peligroso

Una de las grietas con lava líquida. Foto: Explorador.

Una de las grietas con lava líquida. Foto: Explorador. En su mayoría, el camino es al estilo “ampolla”, por su forma abombada,y más interesante aún, muchas de estas burbujas secas, ya rotas, alertaban de lo quebradizo del terreno (con temperaturas altas por debajo), pues evidenciaban un tunel bajo las mismas. Algunos turistas titubearon y permanecían detenidos en partes "seguras", pero poco a poco, la frase de "estar tan cerca solo pasa una vez en la vida" fue suficiente para encender la curiosidad y emoción para que todos continuaran.

Con olor a riesgo

Fue frecuente percibir el olor de la suela de zapatos quemarse, pues la temperatura era lo suficientemente alta para tal caso. Pero no hay nada como decir "lo ví con mis propios ojos, sentí el calor de la lava" en lugar de conformarse con lo que la TV te presenta.

Claro, es riesgoso y hay que estar preparado para salir despavorido corriendo, pese al riesgo que esto también implica, por correr en lava quebradiza y caliente. Si eres muy nervioso o nerviosa, piénsalo, y siempre acompáñate con un grupo de gente que infunda seguridad y confianza. (y que no te dejen tirado en una emergencia)

Lo más interesante, el río de lava

El calor era sumamente intenso. Algunas rocas eran quebradizas y la suela de los zapatos se comenzaba a derretir. Foto: Explorador.

El calor era sumamente intenso. Algunas rocas eran quebradizas y la suela de los zapatos se comenzaba a derretir. Dudando durante un momento, la misma naturaleza de la curiosidad nos acercaba más y más mientras pensábamos subir al río seco. De pronto engrupo y en compañía de un guía del lugar, desconocidos y conocidos, nos animamos juntos a caminar sin parar.

El calor era intimidante y varios tramos hacían difícil respirar. No se sentía olor a azufre, solamente un tremendo calor. Luego alcanzamos un lugar del que ya no pudimos pasar, y adelante sedestacaba una especie de grada. Varios curiosos subían, gritaban alguna palabra de asombro (o chapina como “por la gran…”) y se regresaban.

La curiosidad del resto provocaba acercarse y que se repitiera la escena. Dicha grada llevaba justo a dos salidas de lava  ardiente, líquida, poderosa… que tranquilamente salía sin pena frente nuestro. Arrojamos algunas monedas y al caer, sonaba como si hubiesen caido sobre metal. No Esperábamos verlas derretirse pero el cauce las llevó lejos nuestro muy pronto.Arrojar madera en el cauce provocaba llamas inmediatas.

Nos acercamos más

Estuvimos a medio metro de la salida, el calor era insoportable y nos calentaba el rostro a más no poder, la cámara se sentía ya caliente. Algunos con botes de agua en sus cangureras, retornaron con los botes doblados, otros con la suela de los zapatos deformada, sin embargo,tomamos fotografías y video dignos de recordar. Intentamos lo más posible por tomar fotografías que dieran la idea delo cerca que estábamos y pensábamos (vaya, otros se quedaron en casavíctimas del zapping), lo cual es cambiar y cambiar de canal sin parar.

Como si fuera otro planeta

El panorama del vapor de agua habla por sí solo. Foto: Explorador.

El panorama del vapor de agua habla por sí solo. Comenzó a llover y el agua se evaporaba por todo el alrededor nuestro debido al calor. Las nubes de vapor de agua dieron la sensación de star parados en una bomba de tiempo, lo cual, realmente es así, pues la presión puede cambiar en un instante y salir volando cual hormigas,o que la fractura del suelo nos deje a merced de la lava.

Para algunos esto es presumir…

Uno de los turistas tomó un poco de lava con un bastón, que ardío al instante. Foto: Explorador.

Uno de los turistas tomó un poco de lava con un bastón, que ardío al instante. Foto: Explorador. Y para los aventureros, las palabras que nos despiertan interés: estar rodeado de lava. ¿Qué se piensa?, bueno, aparte de “mano, nos podemos morir ahorita!”, y“vaya, dónde estoy parado”, la pura verdad es que se piensa poco… Lamente es totalmente secuestrada por un sentimiento de asombro yfascinación al ver la fuerza de la naturaleza que nos rodea y solemosolvidar. Es un buen jalón de orejas que nos recuerda nuestro lugar, yque la verdad, nadie conquista las montañas o volcanes… sencillamentenos dan “permiso de subir”.

¿Qué tan impresionante es? Tenés que verlo vos mismo... ¿Qué tan cerca estuvimos de la lava? No lo creerías (nosotros aún no salimos del asombro)

Un lugar para todos los gustos

Si eres melindroso, ahí hay vegetación, bosque… hay espacios arenosos y abiertos, también calor cerca de la lava, frío en lo alto del monumento, en fin, un poco para cada gusto, así que no hay pretexto. Busca en este mismo sitio notas sobre el Pacaya y descubre cómo llegar…y anímate a sentir que la vida recorre tus venas al estar un momento en el mundo real en que vivimos.

Explorador