Viajando a Tikal

16 de Julio 2015

Tikal, en Petén, es uno de los destinos más visitados por nacionales y extranjeros en Guatemala. Su riqueza arqueológica y natural, lo hacen un excelente lugar para explorar.Tikal es un Parque Nacional Arqueológico que preserva los vestigios arquitectónicos de la antigua civilización Maya, cuyos templos son famosos mundialmente.

Viajando a Tikal
Está ubicado en Petén, que es el departamento más grande de Guatemala y cuenta con una variedad natural inmensa. Mis expectativas eran grandes en cuanto a mi primer viaje a este lugar. Había escuchado tantas historias interesantes sobre lugares a visitar que mi curiosidad aumentaba en cuanto me acercaba. Se puede llegar en avión o por tierra, escogí por tierra por presentar más riqueza el conocer los lugares cercanos y el camino en sí.

Tomé la Carretera al Atlántico y continué hasta encontrar el cruce (bien señalado por cierto) que indicaba el camino hacia Izabal y Petén. Pasé una noche en Izabal pues había salido tarde y quería evitar manejar de noche. Es un camino seguro, pero de día podría llegar más rápido al manejar a una mejor velocidad.

Templo maya en Tikal. Foto cortesía de http://www.fotosdeguatemala.com

Templo maya en Tikal. Foto cortesía de http://www.fotosdeguatemala.com



La siguiente mañana reanudé mi viaje, seguí las indicaciones y llegué a la carretera que lleva directo a Petén. Es particularmente larga y recta en comparación con la mayoría de carreteras en Guatemala. Está en excelente estado y llegué antes de lo que esperaba.

Según los comentarios que había escuchado, el viaje era larguísimo, sin embargo, confío en que conociendo bien la ruta, se puede salir por la mañana y llegar al medio día.

Parque Arqueológico Tikal

Templo maya en Tikal. Foto cortesía de http://www.fotosdeguatemala.com

Templo maya en Tikal. Foto cortesía de http://www.fotosdeguatemala.com

Cuando llegué a Petén, me dirigí directamente a Tikal. El camino está también en excelente estado, sin embargo las rectas pueden hacer que uno pierda la noción de la velocidad, y existen unos túmulos que no son visibles y hacen que el auto salte "un poquito..."

Bien, una vez en la entrada del parque hay que presentar la identificación correspondiente pues siendo local, como guatemaltecos pagamos una cuota más accesible que los extranjeros. Me dieron mi ticket y procedí a manejar por el camino que lleva directo al parque.

Recomiendan manejar lentamente pues como es un área natural, existen animales silvestres y salvajes (jaguar) que transitan el área. Por la curiosidad, obvié la recomendación y me llamaron la atención por llegar tan rápido (se dieron cuenta por los controles de tickets). Y la verdad tienen razón, pues en el año 2,003 una persona atropelló a un jaguar dentro del parque.Cuando salí del parque, recordé la recomendación de manejar despacio, pero como es algo difícil para mi, me detuve y en el camino entre los árboles. Bajé del auto para ordenar mi equipaje en el baúl para aprovechar el tiempo (es decir, tardarme y poder manejar a mi ritmo después) y pude constatar los sonidos de animales silvestres y salvajes (sí, rugidos) entre los árboles. Así que ingresé de nuevo al carro y subí los vidrios mientras esperaba.

Me gusta la aventura, y mucha tecnología puede llevar una persona, pero un rugido entre los árboles es un rugido... Esta es otra historia...Una vez dentro del parque, busqué los mapas correspondientes, vi la distribución e hice mi mapa mental de mi recorrido.

Comencé por los templos pequeños, un par de fotografías y luego llegué a los templos mayores. Es una lástima que la humedad hace que las gradas sean deslizantes, pues por varios accidentes en el pasado de fotógrafos y turistas que subieron a los templos, suspendieron los permisos de ascenso y ahora solamente se pueden fotografiar desde abajo o desde los templos medianos.

Fue particularmente interesante ver la inteligencia y audacia de los pizotes, que son alimentados por los turistas (a pesar de la prohibición). Y por buscar comida se llegan a comportar como pequeños perros parados en dos patas apoyados en las piernas de quien les alimenta.

Aunque se ven amigables, hay que recordar que su hábitat es silvestre y la vida en la naturaleza hace que sus mordidas puedan ser peligrosas y foco de infecciones.

Vista impresionante

Viajando a Tikal
Una vez en la parte superior de uno de los templos que es posible ascender, pude constatar la impresionante vista. No soy una persona fácil de impresionar, pero lo que se ve desde ahi, selva, selva y más selva... y los imponentes templos es algo que no pude pasar por alto.

Según me decía uno de los guardianes, tuvimos suerte ése día pues se mantuvo despejado todo el tiempo y es bastante frecuente que llueva. Es una pena no haber llevado carpa para poder acampar en el parque y tomar fotografías del atardecer, un espectáculo que se ve pocas veces... Será en una próxima ocasión...

De lo que más recuerdo del parque, es la caminata que hice entre los árboles, pues salí del recorrido normal para buscar qué fotografiar.

Fue interesante encontrar ejemplares de aves, monos, pizotes, gusanos sedosos, tarántulas y flora que no se ve frecuentemente. Sin embargo, también fue un poco sorprendente el escuchar rugidos y sonidos extraños entre los árboles.

Según dicen los guardianes esto es normal, y antes era bastante factible encontrar jaguares al alejarse del parque. Pero ahora, con la afluencia de turistas, el ruido provocado por los mismos, y por la existencia de cazadores furtivos, los jaguares han aprendido que el ser humano no es amigable y deciden evitarlo. Aunque esto no me tranquilizaría al encontrarme con uno.

¿Recomendable visitar Tikal? de seguro. ¿Vale la pena el largo viaje? sin duda.

Muchas personas hablan sobre problemas de seguridad y antes de hacer este viaje me hacían comentarios sobre lo eterno del camino y tener cuidado... al preguntarles sobre qué les había pasado... las respuestas eran las mismas: "a mi nada, me han contado...".

Es importante no asustar a los viajeros nacionales ni extranjeros. Cualquier viaje bien planificado agota las posibilidades de malas experiencias, y un comentario negativo, infundado, es difícil de clarificar. Aunque de seguro recomiendo a extranjeros, que viajen con un guía o que se informen muy bien antes de viajar por su cuenta hasta Tikal, y especialmente, no llevar las cámaras en la mano para llamar la atención.

XplorandoGuatemala.com

Escríbenos

Envía tus comentarios / Consulta nuestros tours, descubre experiencias de viaje en Guatemala.
*
@
*

Lee más publicaciones de: Viajes y turismo