Una alfombra de flores en Laguna Magdalena

16 de Junio 2015

Aún no encuentro un lugar que me guste tanto como la Laguna Magdalena, es un paraíso natural con campo abierto, bosque, rocas y la laguna misma. Durante este viaje encontramos gran parte del paisaje cubierto de flores amarillas.
Una alfombra de flores en Laguna Magdalena
Hay ocasiones en que las fotografías no hacen justicia a la realidad. Estar en Laguna de Magdalena es algo imposible de describir. El ambiente es puro, aire fresco arriba de los 3,200 metros sobre el nivel del mar. Un cielo que cambia de color (por la altitud) y se percibe la variación del celeste desde arriba hacia el horizonte.
Una alfombra de flores en Laguna Magdalena / foto 2
Los celajes son imperdibles, desde el amanecer hasta el atardecer.

Vale la pena el viaje

La ruta no es sencilla, la hemos hecho en auto y el resto caminando, y también visitamos la Laguna de Magdalena en bicicleta de montaña. Fue durante este viaje en que pudimos disfrutar de paisajes en los alrededores. Riacuelos cristalinos cruzan varios tramos, agua sumamente fría. Pero lo que más me impresionó fueron las extensiones cubiertas por flores amarillas.

No son flores para cosecha ni para venta, no las sembró nadie, simplemente nacieron y florecen en el lugar.
Valió la pena detenernos un buen rato para apreciar esa paz indescriptible, pero debíamos continuar.

Rumbo a la Laguna

El camino de terracería se extiende 18 kilómetros desde la carretera hasta la Laguna. Aquí el cielo y árboles se reflejan en sus aguas, que por lo mismo se tornan azules y verdes.
Una alfombra de flores en Laguna Magdalena / foto 4
Hacia abajo se encuentran varias pozas multicolor y pequeñas cascadas que corren entre roca y árboles.

Para llegar a Laguna Magdalena

Desde la Ciudad de Guatemala primero hay que llegar a Huehuetenango por la Carretera Interamericana, pasando por San Lucas, Chimaltenango, Los Encuentros, Sololá y el cruce de Quetzaltenango-Totonicapán (Cuatro Caminos). Al llegar a Huehuetenango hay que ascender hacia el Mirador Dieguez Olaverri y desde ahi buscar la carretera hacia Todos Santos. Al recién finalizar en contínuuo ascenso y comenzar la recta en las alturas se verá el letrero que señala hacia Magdalena. Indica 18 kilómetros pero no es para subestimarlos, el tramo es de terracería difícil para un auto tipo sedán, incluso algunas partes son difíciles para pickups.

Describir Magdalena es quedarse corto, hay que ir y verlo por sí mismo.


XplorandoGuatemala.com