Un destino con Siete Altares

21 de Julio 2015

A solamente unos minutos de Playa Blanca y otros cuantos de Livingston, Izabal esconde entre su bosque a la orilla del mar, un recorrido de pozas de color turqueza cristalina. Esta área protegida debe ser incluida en cualquier visita a la región.

Un destino con Siete Altares

Su nombre, Siete Altares, proviene derivado de siete pozas tranquilas y de aguas limpias que conforman este lugar. Realmente hay más pozas pero siete se distinguen por su tamaño y belleza. Es un área protegida que cuenta con riqueza natural variada entre flora y fauna propia de la región.

Es posible encontrar cangrejos, mariposas, peces y vida silvestre exótica en el lugar. La caza está severamente prohibida y perseguida, aún es posible tener suerte y contemplar estos ejemplares en su hábitat natural. Llegar no significa problema pues un recorrido de unos cuantos minutos en lancha desde Livingston son suficientes.

Desde la Ciudad Capital

-
Para llegar, debes tomar la carretera que te lleva directamente a Puerto Barrios. Luego de varias horas de camino, ahi mismo podrás tomar una lancha que te trasladará hasta Livingston, una buena parada en el camino para pasar la noche, o bien, un buen grupo podrá conseguir una lancha que lleve directo desde Puerto Barrios. Este recorrido será más largo pero vale la pena.

Si visitas Siete Altares, te recomiendo no te pierdas Playa Blanca (utiliza el buscador del sitio para ubicar la nota). La belleza de los lugares cernanos es realmente algo que no se debe pasar por alto. Una vez en Siete Altares, te cobrarán una pequeña cuota que es utilizada para mantenimiento y conservación.

La última poza de Siete Altares, en esta es posible bucear.

La última poza de Siete Altares, en esta es posible bucear.


¿Qué puedes esperar?

Puedes esperar un ambiente natural conservado, puedes esperar mucho y no serás defraudado. Te recomendamos que visites este destino especialmente luego del invierno o de un par de lluvias, pues el creciente afluente de agua hará que las pozas estén a su máximo y disfrutarás del sonido del agua corriendo por las pequeñas y apacibles caídas en la roca.

Siempre encontrarás paz en este lugar. Su acceso es de dificultad baja y no representa ningún problema. En cuestión de minutos llegarás desde la playa. Lleva zapatos acuáticos o "chancletas" para poder caminar con más libertad entre la roca húmeda o adentrarte en las pozas sin problemas. Algunos troncos en el camino a lo largo del recorrido hacia la última poza serán los únicos obstáculos.

En el lugar no encontrarás restaurantes ni tiendas, lleva comida y agua suficiente si piensas pasar un buen rato, lo más seguro es que debas consumir los alimentos en la entrada pues los administradores presentan un especial cuidado del lugar.

Precios de las lanchas

-
Los precios no son elevados, puedes viajar desde Livingston en grupo pagando aproximadamente $4 por persona, ida y vuelta a Siete Altares.

Realmente el costo final dependerá de la cantidad de personas que viajen pues los lancheros buscan cubrir el costo de la gasolina. Si es un grupo grande, incluirán la espera para el retorno, de lo contrario, una pareja, por ejemplo, tendrá que cubrir un costo mayor. Te recomiendo que si viajas a Siete Altares, programes paradas en Río Cocolí y Playa Blanca.

XplorandoGuatemala.com

Escríbenos

Envía tus comentarios / Consulta nuestros tours, descubre experiencias de viaje en Guatemala.
*
@
*

Lee más publicaciones de: Viajes y turismo