Santa María Chiquimula en Totonicapán

15 de Junio 2015

A todos nos ha pasado que por un momento deseamos saber lo que es vivir en un lugar tranquilo, sin problemas, sin tráfico, pacífico, con las comodidades necesarias y alejado de la ciudad pero rodeado de bellezas naturales.
Santa María Chiquimula en Totonicapán

Iglesia principal en Santa María Chiquimula. Pues bien, Santa María Chiquimula te está esperando en el departamento de Totonicapán. Para llegar debes dirigirte a San Francisco el Alto desde la Carretera Interamericana, pasando Cuatro Caminos y luego continuar como si te dirigieras hacia los Riscos de Momostenango. Continúa en la carretera hacia la derecha en La Cumbre (el cruce hacia Los Riscos queda a tu izquierda).

Ahí comenzarás una serie de de scensos y ascensos en una carretera tranquila, apacible y con un paisaje que por sí solo hace valer la pena el viaje.

He recorrido miles de kilómetros en Guatemala y no te miento cuando te digo que el paisaje vale la pena. Sencillamente saca tu cámara por la ventana, detente en ciertas partes y regresarás con imágenes dignas de salir en postales de Guatemala.
Todo el camino está asfaltado y en buen estado, éste te llevará por varios puentes que cruzan arroyos y ríos tranquilos donde puedes parar a refrescarte. Algunas partes son empinadas y con suficientes curvas, te recomiendo que hagas el recorrido durante el día, ya que no solamente garantizas tu seguridad en caso de pinchar llanta (nadie quiere pasar por esto en un ascenso o descenso) e igualmente si viajas de noche no disfrutarás del paisaje.


Muchos viajeros califican los celajes de Quiché y Totonicapán, departamentos vecinos, como celajes suizos, y créeme, por un momento sentirás que estás en otro país.

Si esperas encontrar hoteles cinco estrellas con piscinas y toboganes, escoge otro destino. Santa María Chiquimula es por decir así, el paraíso de quienes quieren conocer la vida en paz. Claro que encontrarás algunos hospedajes pequeños y tranquilos, talvez seas un extranjero en busca de posada, concepto que cada vez se vuelve más popular (muchos viajeros evitan incluso en Antigua Guatemala, pasar las noches en lo frío de un hotel y prefieren el calor de una familia que dispone de su casa para hospedar huéspedes).


Si prefieres más la naturaleza, encontrarás lugares donde, previo permiso de los dueños, podrás acampar y disfrutar de un paisaje y clima en paz. El lugar está lo suficientemente cerca como para hacer el recorrido en una mañana o en una tarde y es un buen destino para el turismo cultural. No olvides visitar la iglesia en el centro, y en caso de duda, tanto los visitantes, como la policía local, te asombrará (en serio) con su excelente espíritu de servicio.

Explorador