Laguna de Chichoy, descanso y pesca

24 de Febrero 2016

Rumbo al Occidente de Guatemala en la Aldea Agua Escondida (cercanías de Tecpán), se encuentra una laguna y tesoro ecoturístico para descansar, pescar o caminar entre la naturaleza. Su nombre es Laguna de Chichoy.
Laguna de Chichoy, descanso y pesca
Se encuentra en la finca del mismo nombre. Fue propiedad de la asociación indígena ASIRI pero la producción agrícola dejó el área prácticamente sin árboles.

Bosque reforestado

Un cambio de administración y trabajo conjunto con participación del INAB lograron la reforestación del área cubriéndola de nuevo con el verde característico, mismo que ayuda a la conservación del clima, fauna, flora y la humedad que se transforma en afluentes hacia la laguna.
-

Pesca de truchas y carpas

Posee áreas especiales para actividad pesquera controlada. Se cuenta con vigilancia y el ingreso tiene un costo que a la fecha de nuestra visita fue de Q10.
-
Arriba se encuentra la casa patronal, con funciones administrativas y sede de actividades regionales. En el área se puede consultar sobre servicios de cocina pues ofrecen preparar el pescado preparado, pero con cita previa, no es un servicio diario a toda hora. Lo consideramos un pretexto perfecto para visitar la primera vez y regresar para comer.
-
¿Quién no quisiera vivir en un lugar así? clima frío acogedor, fresco, verde bosque alrededor y una vista impresionante que se disfruta con una bebida caliente y comida recién preparada. La topografía del valle crea cambios de color interesantes con el cielo despejado, pero mucho más si el cielo semi nublado deja áreas iluminadas y otras a la sombra, especialmente al atardecer.

Cómo llegar a la Laguna de Chichoy

Dirigirse al occidente de Guatemala rumbo a Tecpán y luego hacia Sololá. Alrededor del kilómetro 102 se divisa un cruce donde se encuentra un restaurante con el mismo nombre: Chichoy (con variedades típicas de la región). Aquí se ingresa por el desvío ascendente a la derecha, seguir la ruta y el paisaje guía el resto.

Chichoy es de esos lugares perfectos para olvidarse de la ciudad. Hay suficiente bosque para perder la mente, o para recuperarla. En pleno día soleado es cálido pero el clima por lo regular es de fresco a frío alcanzando unos 12 grados centígrados por la tarde.