Baja Verapaz: Iglesia Parroquial San Mateo

13 de Abril 2016

Impecable, limpia, blanca; y para celebraciones finamente adornada. La iglesia principal de Salamá, cabecera departamental de Baja Verapaz, es una joya de la arquitectura colonial que se conserva en plenas funciones y para deleite de viajeros extranjeros y locales.

Baja Verapaz: Iglesia Parroquial San Mateo

El entorno le favorece y engalana al encontrarse alejada de los alambrados públicos. Su construcción data del siglo XVI y su fachada blanca finamente adornada con detalles se integra perfectamente con el entorno de cerros y cielos azules.

-

Arte y detalle colonial

Fue originalmente construida con adobe y paja. Construcciones y mejoras durante años y principalmente por los Frailes Dominicos a cargo, fueron dando forma al templo que vemos hoy en día. Las iglesias en Guatemala durante la época colonial fueron un área de oportunidad para arquitectos y escultores, especialmente de la región, así como descendientes españoles con sangre mestiza, quienes veían un gran potencial de manifestar su trabajo artístico en las construcciones, mismo que permanecería para la posteridad.

-

Se inició la construcción en 1552, aunque algunas fuentes indican que la fecha exacta no es precisa.

-

Patrón de Salamá

Su nombre hace referencia al San Mateo Apóstol, patrón de Salamá. La celebración principal en su honor se realiza cada 21 de septiembre.

Los diversos terremotos que lastimaron a múltiples construcciones en el país también se hicieron sentir aquí en Salamá. Sin embargo los esfuerzos de reconstrucción han rendido frutos abundantes siempre.

-

Su interior es sobrio pero con decorados finos en su retablos que integran oro de 18 kilates. Los púlpitos comparten las mismas características de los teclados y son únicos en Guatemala. Su atrio es reducido, similar al de su vecina en el centro de Cobán Alta Verapaz.

Al frente se aprecian diversas agradables vistas, desde el Parque Central Miguel Ángel Asturias.

-

Cómo llegar a Salamá

Desde la Ciudad de Guatemala se transita por la Carretera al Atlántico ahora llamada Jacobo Árbenz. Justo antes del "Rancho" (a una hora de recorrido) se encuentra el cruce a la izquierda que lleva a las Verapaces. Desde aquí la carretera lleva directo hacia el siguiente cruce a la izquierda señalizado como Salamá Baja Verapaz.

Un tramo con ascensos y descensos lleva directo hacia la cabecera departamental.