Mosquitos, malaria y el uso de repelente en Guatemala

17 de Julio 2015

Lo primero que preocupa a los viajeros norteamericanos son los mosquitos y el contagio de la malaria. Esto no representa riesgo en Guatemala.

Los mosquitos pueden ser un problema en sitios remotos, húmedos y calurosos,

Los mosquitos pueden ser un problema en sitios remotos, húmedos y calurosos. La cantidad de mosquitos que encuentres en tu viaje depende mucho de la región que visites y de tus precauciones.  Las áreas húmedas, calurosas y de baja altitud son las más comunes para encontrar mosquitos pero un repelente normal basta.


¿Selva? ¿Tikal?

Dependiendo de la época, los sitios arqueológicos de Petén suelen encabezar la lista de preocupaciones, pero un repelente normal es suficiente a menos que ingreses a lo denso de la selva, como los viajes al Mirador, Río Azul, El Zotz, etc. Para esto se recomienda utilizar un repelente con DEET porque son altamente efectivos.

Precauciones con el DEET

Es muy fuerte y sus orígenes se remontan a la intención de usarlo como pesticida. No se recomienda usarlo en niños menores de tres años ni aplicarlo en heridas o áreas irritadas. Es importante EVITAR su uso prolongado, puede tener efecto irritante y se sabe que su uso contínuo provoca insomnio.

¿Y la malaria? (paludismo)

En caso visites zonas de riesgo de malaria debes tomar medicina preventiva como Aralen, Quinimax o Chloroquine. SIEMPRE consulta primero a un médico.

Uso ideal del repelente

Para mejor efecto se recomienda ducharte y aplicarte repelente, luego aplicar de nuevo justo antes de ingresar al área de mosquitos. Es importante dormir en lugares adecuados con redes antimosquitos como las hamacas utilizadas para viajes entre la selva.

A menos que hagas travesías en la densa selva o hagas trabajo médico en áreas de riesgo no tendrás problema ni necesidad de usar medicamentos preventivos ni repelentes de alta potencia.