Depresión, estrés y falta de motivación, una vista al deporte

19 de Julio 2015

Si tienes mucho trabajo o sencillamente quieres hacer un pequeño cambio en tu rutina, lee con cuidado esta nota. No es un mundo de dificultades ni necesitas millones o una increíble condición física. Es para todos y quizás sea lo que más necesitas y aún no lo sabes.

El deporte y la vida en la naturaleza te inyectan energías constantemente con el simple hecho de los lugares que puedes ver. (Celaje desde la cima del Acatenango. Foto cortesía de www.Fotosdeguatemala.com)

El deporte y la vida en la naturaleza te inyectan energías constantemente con el simple hecho de los lugares que puedes ver. (Celaje desde la cima del Acatenango. Foto cortesía de www.Fotosdeguatemala.com)

Son tantos los aspectos a mencionar… intentaré ser breve. Ten paciencia, al final está lo mejor pero es importante hablar de varias cosas antes de llegar al punto central.

La depresión como tal es la pérdida de interés en lo que antes disfrutabas, una especie de tristeza permanente y desánimo en general. Es progresiva y aumenta con el tiempo dentro de tus pensamientos. Puede deberse a razones clínicas y genéticas provenientes de la herencia, también por el efecto de varios tipos de medicamentos. Es en definitiva, un desbalance en varias sustancias de tu organismo. Esto requiere diagnóstico y ayuda médica.

Puede surgir como resultado de algún evento desafortunado, como despidos, fallecimiento de un familiar, problemas en donde vivimos o luego de privarnos de hacer lo que nos gusta.

Primero descartemos la depresión clínica, la cual es fuerte, grave y requiere de medicamentos… chistes y vacaciones no la solucionarán nunca, solamente antidepresivos.

Antes de comenzar

Primero verifica si no padeces algo a nivel clínico, luego averigua si no estás padeciendo de anemia (revisa el color del interior de tus párpados inferiores, si está descolorido, de seguro la tienes). Igualmente puedes tener cansancio extremo, lo cual se soluciona alimentándose bien y durmiendo bien.

Recuerda que casi en la totalidad de los casos los médicos recomiendan incrementar la actividad física; el deporte, es una actividad importante en la salud, tanto física como mental. Antes era parte cotidiana de nuestra vida, ahora de seguro te la pasas sentado(a) casi todo el día… por eso es vital reincorporar algún tipo de ejercicio en tu vida.

No, el hacer pesas no es la idea más brillante si solo haces eso… debes agregar ejercicio cardiovascular para mejorar tu sistema circulatorio y respiratorio. Las pesas como único deporte, hacen que el corazón sufra durante grandes esfuerzos partiendo de la calma para luego amortiguar tu torrente sanguíneo y regresar a su actividad normal. Esto crea lesiones y con los años, el aumento del tamaño de tu corazón.

El deporte como tal y sus beneficios

El deporte como actividad física, ejercita tu corazón, ampliando su margen de tolerancia a picos altos y bajos, por lo cual, una juventud llena de deporte sano, te beneficiará contra la presión alta, derrames y demás en la vejez, así como infartos pues tus vías circulatorias estarán en mejor estado.

Cuando te ejercitas, tus venas y arterias se ensanchan, permitiendo una mejor irrigación en tus músculos y órganos en general. Sí, también el cerebro se ve beneficiado. Busca en Internet, libros, consulta médicos… hay muchas investigaciones y pruebas que respaldan que quienes hacen deporte piensan con más claridad al tener más oxigenado su cerebro.

La actividad pulmonar se incrementa y por ende su capacidad mejora. La cantidad de glóbulos en tu sangre aumenta permitiendo el mejor transporte de oxígeno por tu cuerpo.

Lo que no te dicen...

Pero es quizás lo más importante, es que el ejercicio provoca cambios bioquímicos en tu cuerpo, incluso la producción hormonal cambia. Por ende, cuando haces deporte comienzas a ver que tu estado anímico mejora, estando “extrañamente de mejor humor y más descansado” sin razón aparente.

Una vez en este mundo del deporte confirmarás que dejas de antojar ciertas comidas, especialmente dejas de antojar la comida chatarra… y comienzas a antojar otras más sanas. Hay investigaciones que apoyan la teoría de que el cuerpo te dice qué alimentos necesita y se traduce en antojos, igualmente ciertas sustancias bajan en su producción y parecen ser las responsables de antojar la comida rápida.

Todo deporte es recomendable y tiene ventajas. Algunos tendrán desventajas por ser de alto impacto, como salir a correr, o las artes marciales, las cuales te recomiendo porque no solamente involucran ejercicios diseñados para cada grupo muscular de forma efectiva, sino que ayudan por igual a la disciplina. Giran alrededor de una filosofía y forma de conducta.

Ejercicio contra el estrés

La actividad física en general ayuda mucho a combatir el estrés. Con toda seriedad podemos hacer eco a las palabras de médicos y psicólogos en cuanto que el deporte y la actividad sexual, son desestresantes por excelencia, y que involucran un estado de tensión y luego un gran estado profundo de relajación. Igualmente mejoran el sueño.

Pero el montañismo (entiéndase, escalada, volcanes, senderismo, bicicleta de montaña y deportes de aventura…) son caso aparte y van mucho más allá que los deportes tradicionales. Sin duda alguna van años luz más lejos de lo que te ofrece un gimnasio.

Todo deporte es valioso pero este mundo entre la naturaleza... tiene ventajas adicionales que necesitas saber y disfrutar. Próximamente le daremos un vistazo al montañismo contra el estres.

Escríbenos

Envía tus comentarios / Consulta nuestros tours, descubre experiencias de viaje en Guatemala.
*
@
*