Cahi Imox y Tunatiuh el conquistador

16 de Julio 2015

Son muchos los nombres que debemos tener en cuenta sobre la y historia de Guatemala, entre varios, el nombre de de Cahi Imox, quien hiciera frente a Pedro de Alvarado en Iximché.

Cahi Imox y Tunatiuh el conquistador

Más que admirable es la resistencia que dieron los indígenas ante la conquista española.

Iximché, ya tomara por los colonizadores sufrió todo tipo de penurias y opresiones por los conquistadores que exigían tributos por la tierra que pertenecía a los cakchiqueles.
Ruinas de la ciudad Cackchiquel de Iximché.

Ruinas de la ciudad Cackchiquel de Iximché.


Imaginemos por un momento todas nuestras posesiones, ser invadidos y luego arrebatado todo lo que tenemos. Rematemos este pensamiento con el hecho de tener que trabajar para los invasores y dar tributo (impuesto) por lo que es nuestro, pero que ahora proclaman ellos como suyo.

Tunatiuh (el sol) fue el sobrenombre que le dieron los mexicanos a Pedro de Alvarado, quien ahora en Iximché reclamaba tributo a los indígenas y exigía oro y más oro. Su obsesión era solamente superada por su ignorancia y estupidez. Al presente día, nosotros en la era moderna tenemos conocimiento que los ríos y región general de Iximché (como otras regiones) no eran yacimientos de oro. Si bien los mayas tenían piezas de oro, el metal no era abundante como los españoles consideraban (al final solo les interesaba conseguirlo).

Las demandas de Tunatiuh se convirtieron en amenazas y pronto los cakchiqueles se levantaron a luchar contra el invasor. Construyeron trampas para los caballos y sembraron estacas. Los guerreros mayas se refugiaron en las montañas de las cuales descendían para dar golpes estratégicos a los grupos de españoles y luego ocultarse de nuevo en la montaña o en los barrancos.

Valentía indígena

Imaginemos los hechos del pasado: un pueblo guerrero defendiendo su vida y tierras contra un ejército invasor que contaba con caballos, armaduras de metal y armas mucho más sofisticadas y de largo alcance. Poco importó esto a los indígenas quienes hicieron frente ante la invasión.

La rebelión de los cakchiqueles duró seis años. Toda una muestra de valor y deseos de libertad.

Para el año de 1530 los dirigentes cakchiqueles se acercaron a buscar la paz, Cahi Imox dirigía a los rebeldes y buscó acercamiento con Tunatiuh (Alvarado). Pese a ver las atrocidades que los españoles estaban realizando, Cahi Imox no se entregaba en rendición ni presentaba sumisión, sino buscaba un trato más justo para su pueblo, acción de lo más valiente en medio de lo que sucedía. Alvarado hizo caso omiso de sus peticiones y lo apresó.

Muerte del guerrero indígena Cahi Imox

Cahi Imox permaneció prisionero durante diez años hasta que el cabildo español ordenó su muerte. Cahi Imox fue ahorcado el 26 de mayo de 1540.

Los españoles "justificaron" sus acciones argumentando que los cakchiqueles, su constante resistencia y rebelión, eran una bomba de tiempo, un ejemplo a seguir por el resto de pueblos indígenas y por ende debían ser detenidos a toda costa.

Clara es la huella que dejaron los gobernantes indígenas y sus guerreros al enfrentarse valientemente al ejército invasor.

Héctor Roldán