Los zapatos de escalada

29 de Junio 2015

Conocidos también como pies de gato, son en su mayor parte de hule de alta fricción, son apretados y hacen una gran diferencia al escalar. Sin ellos sería imposible completar las rutas de escalada más difíciles. En la escalada en roca, mucho depende de nuestro uso o técnica de posicionamiento de pies.

Los brazos y manos juegan un papel importante, pero nuestros músculos más grandes están en las piernas y es útil saber repartir las cargas para evitar gastar la energía innecesariamente.

Conforme aumenta la dificultad de las rutas, también disminuirá el tamaño de las presas, o bien aumentará la inclinación del muro. Y es aquí cuando se ponen a prueba nuestra técnica pues será más difícil permanecer de pie.

Una vez escalemos con "pies de gato" notaremos la diferencia con el calzado común, tenis, etc. y comenzaremos la búsqueda de nuestros zapados ideales.

Diferencias

La superficie de hule de los zapatos de escalada no se limita a la suela. Estos tienen un revestimiento adicional en el carcañal o parte posterior del pie y sobre todo, rodea la punta del mismo cubriendo también la parte frontal.

En algunos casos tienen una punta bien definida en el área del dedo gordo pues es el principal punto para apoyar en asideros pequeños.

Son apretados y brindan mayor sensibilidad que los zapatos comunes.

El tipo de hule utilizado es diferente, es más flexible y proporciona mayor fricción con la roca. Esto funciona de una manera curiosa, pues al presionar el zapato contra la roca, su suela toma forma inversa a la superficie, es decir, llena las cavidades o toma relieves inversos para sujetarse y de esta manera proporcionar mejor agarre.

Para escoger zapatos de escalada

Principalmente debemos considerar para qué tipo de escalada los necesitamos, pues unos delgados y sensibles como los Boreal Matrix, serán perfectos para gimnasio, competencias técnicas y muros desplomados. En contraposición, estos serán incómodos en la roca natural pues son demasiado sensibles y se sentirá cómo las rocas puntiagudas lastiman los pies. Igualmente por ser delgados se gastarán rápidamente pues la fricción de la roca es mayor.

Para escalar en roca necesitaremos zapatos más gruesos y resistentes para poder hacer empotramientos sin dolor y que su suela no se gaste rápidamente.

Luego de haber definido el tipo de escalada, se debe optar por un zapato apretado sin que lastime.

Es necesario que queden justos y generalmente se recomienda 1 o dos números menores al que usamos normalmente. Esto dependerá del tipo de zapato pues las medidas varían según las marcas y a la vez, ciertos zapatos estiran más que otros con el tiempo.

Particularmente recomiendo los zapatos con punta definida como los Boreal Stinger o los Morena Tenaya. Existen también varios modelos interesantes Five Ten.

En Guatemala es un poco difícil conseguirlos pues la escalada no es tan popular, pero se pueden comprar en Bigmountain, www.bigmountainonline.com. Generalmente distribuyen zapatos Mad Rock.

Una vez se escala con el calzado adecuado se sentirá la enorme diferencia en nuestro desempeño en la roca.

Cuidados del calzado

No dejarlos innecesariamente bajo el sol pues afecta sus materiales y su duración.

No dejarlos en lugares encerrados y húmedos. Es recomendable guardarlos en sitios secos y con circulación de aire. Esto evitará el mal olor bacteriano. También se recomienda llenarlos con papel periódico.

No compartirlos. Los hongos en los pies y uñas no son resultados de mala higiene, se pueden contagiar en piscinas y compartiendo calzado.

Según los datos médicos, es bastante común entre montañistas por las siguientes razones:

- compartir con alguien que los tenga
- usar calzado apretado
- humedad en el calzado
- problemas inmunológicos por otras enfermedades

En estos casos se deberá utilizar un spray para eliminar cualquier tipo de bacteria, dejarlos en el sol a propósito o incluso congelarlos.

Aunque estos son consejos de escaladores experimentados, también aseguran que estos padecimientos son difíciles de erradicar por otros medios que no sean medicamentos y generalmente sobreviven al calor y al frío. Por lo cual a veces hay que descartar los zapatos para adquirir unos nuevos.

XplorandoGuatemala.com